domingo, 13 de abril de 2008

Palabras Claves:

TROMBOSIS VENOSA.

VENA ESPLENICA.

ESPLENECTOMÍA.

DERIVACIÓN ESPLENORRENAL QUIRÚRGICA.

HEMORRAGIA GASTROINTESTINAL.

HIPERTENSION PORTAL.

Resumen.

La Trombosis de la vena esplénica es una enfermedad rara. Se produce por enfermedades que alteran el endotelio de los vasos (infecciones agudas, sífilis, tuberculosis, y el paludismo). Dentro de esta trombosis podemos encontrar la estenosis de la vena esplénica y la esplenotrombosis. La trombosis de la vena esplénica determina una esplenomegalia congestiva, pero sólo pueden diagnosticarse con certeza mediante una esplenoportografía. El tratamiento consistirá en la Esplenectomía seguida de la anastomosis esplenorrenal. Después de la Esplenectomía esta trombosis puede ser diagnosticada por la ultrasonografía y más acertadamente con angiodoopler y el tratamiento es con anticoagulantes.

Las causas que originan la trombosis de la vena esplénica son:

1.-Trombosis postoperatoria por Esplenectomía.

2.-Trombosis primitivas por infecciones (forúnculos, osteomielitis, fiebre tifoidea, gripe, sífilis, tuberculosis, y paludismo).

3.-Procesos abdominales agudos o crónicos (apendicitis, ulcus gastroduodenal perforado, y pancreatitis).

4.-Traumatismos.

5.-Infiltración neoplásica por carcinoma del cuerpo o de la cola del páncreas (4).

Esta afección puede presentarse de tres formas distintas: sobreaguda, aguda y crónica.

La forma aguda se caracteriza por una septicemia inicial con fiebre de 40oC, escalofríos, sudores y aumento progresivo del bazo. Transcurridas algunas semanas y desaparecida la fiebre, si se mantiene la esplenomegalia, esta forma pasa a la fase crónica que está caracterizada por dolores abdominales localizados en hipocondrio izquierdo, de intensidad variable, hemorragia digestiva superior y esplenomegalia, no hay hepatomegalia, ni cirrosis, no son frecuentes las adenopatías cervicales, ni inguinales, y la anemia está en relación con los sangramientos gastrointestinales (3,4).

La sangre de la vena esplénica en la trombosis de la misma, se deriva hacia las venas gástricas y esofágicas, lo que determina la formación de las varices, las cuales al sufrir ruptura producen la hematemesis (5-7).

La hematemesis profusa y grave se debe al sangramiento de las varices esofágicas o fúndicas (8,9).

En relación con estas Rousselut, citado por V. Banet (1), ha indicado que la esplenomegalia congestiva cuando se debe a bloqueo de la vena esplénica puede o no acompañarse de una hipertensión localizada en las ramas de la vena coronaria estomáquica, que a su vez se anastomosa con las venas esofágicas; Todo dependerá de que la vena coronaria desemboque en la esplénica .Si la coronaria desemboca en la porta, la trombosis de la esplénica no causará varices esofágicas (figura 1), y ocurrirá lo mismo si la coronaria termina en la esplénica proximalmente a la porción trombosada de la propia vena ( figura 2).

Generalmente la vena coronaria desemboca en la vena esplénica, si ella está trombosada (figura 3), la hipertensión se extenderá a las venas gástricas y esofágicas con la formación de várices en dichas venas y la producción de hematemesis (4, 6, 7,10).

Cuando se diagnostica hipertensión portal es importante demostrar la presencia de las varices esofágicas por medio del examen radiológico o de la esofagoscopia (2, 5, 11,12).

La trombosis de la vena esplénica determina una esplenomegalia congestiva, por lo que la ultrasonografía (2, 5,14), la laparoscopia, y la tomografía computarizada (TC) tienen valor pero solo pueden diagnosticarse con certeza mediante una esplenoportografía (14,15).

La trombosis de la vena esplénica después de la esplenectomía puede ser diagnosticada por la ultrasonografía y más acertadamente con angiodoopler (12-14).

El tratamiento consistirá en la esplenectomía en los pacientes que presenten esplenomegalia congestiva por trombosis de la vena esplénica, en la cual la vena coronaria estomáquica desemboca en la porta o en la esplénica a la derecha de la porción trombosada (10-13).

Cuando existen várices esofágicas y las mismas han tenido sangramiento se debe a que la trombosis de la vena esplénica está a la derecha de la desembocadura de la coronaria estomáquica en la vena esplénica, por lo cual el tratamiento es la esplenectomía seguida de la anastomosis esplenorrenal (1, 3, 4, 7, 10, 11,12).

En la trombosis de la vena esplénica después de la esplenectomía, el tratamiento es anticoagulante, lo más precozmente posible (12).

BIBLIOGRAFIA

1. Banet, V. Clínica y terapéutica quirúrgica: Esplenopatías quirúrgicas. Ed. Cultural

1952:535-43.

2. Perisic Savic M, Colovic R, Milosay Ljeviot, Ivanovic L.: Esplenic vein thrombosis diagnosed with doopler ultrasonography. Hepatogastroenterology 1991;38(6)557-60.

3. Hamilton B. McNeill. El bazo, Compendio de Cir. Barcelona. Ed. España. 1965, 831.

4. Thavanathan J, Heughan C. Commings TM: Splenic vein thrombosis as a cause of variceal bleeding. Can J Surg 1992;35(6):649-52

5. Petit P, Bret PM, Atri M, Hreno A, Casola G, Gianfelice D . Splenic vein thrombosis after splenectomy frequency and role of imaging. Radiology 1994:190(1):65-8

6. Tsuchida S, Ku Y, Fukumoto T, Tominaga M, Iwasaki T, Kuroda Y, Isolated gastric varices resulting from iatrogenic splenic vein occlusion: report of a case. Surg. Today. 2003;33(7):542-4

7. Weber SM, Rikkers LF. Splenic vein thrombosis and Gastrointestinal Bleeding in chronic Pancreatitis World J Surg 2003;27(5):237-42

8. Yamaguchi M, Midorikawa T, Saitoh M, Kadokura S, Miyagawa K, Sanada Y. et al. Tumor thrombus in the splenic vein originated from gastric carcinoma that produced alpha – fetoprotein. Hepatogastroenterology 2003 Set – Oct;50(53):1693-6.

9. Kanetaka K, Azuma T, Ito S, Yamaguchi S, Matsuo S, Kanematsu T. Gastric necrosis is after an infarction of the spleen: report of a case. Surg Today 2003;33(11):867-9

10. Chandler, JG: The history of the surgical treatment of portal hypertension. Arch Surg 1993;128:925-40.

11. Orozco H et al: Is splenectomy necessary in devascularization procedures for treatment of bleeding portal hypertension? Arch Surg 1998;133:36-8.

12. Carneiro JL, Tabachi JR: Controvérsias sobre a cirurgia de eleição na hipertensão portal. Clin Cir Bras 1995;1(2):137-70

13. Ponzano C, Nardi S, Carrieri P, Basili G. Massive thrombosis of the superior mesenteric artery following splenectomy. A coincidence? Minerva Chir 1999 Jun;54 (6): 437-41

14. Domingues ALC, Lima ARF, Dias HS, et al: An ultrassonographic study of liver fibrosis in patients infected with schistosoma mansoni in north-east Brazil. Trans R Soc Trop Med Hyg 1993;87:555-8

15. Vogelzang RL. Thrombosis of the splanchnic veins: CT diagnosis. Am J Roentgenol, 1998 Jan.

2005

1 comentario:

TiaoZao dijo...

It was my pleasure to visit your blog. I am also very blog you enjoy the article.And I also have the feeling that it was really a pity that we didn’t meet each other earlier. Because the kindness and warmth in your blog can make me completely relaxed and happy. I hope that you will visit my blog too to see if you can have the same feeling.http://www.buynikeshoes.com